Roberta: Me mataron, respiro pero sinto que estoy muerta