Un poco de tierra siempre viene bien. Ah no? Ybué.