En Filipinas 2,3 millones de niños se han visto afectados por el tifón Pablo. UNICEF responde a la necesidad urgente de agua, alimento, cobijo, ropa, medicinas y retretes en las zonas arrasadas ¡Mira! http://uni.cf/SWs43z