Piqué abrazando a Messi en el partido de hoy.