Llevo una semana de auto-trollearme por no guardar en casa mis monedas colombianas.