Tuve la chance de conocer a Steve Smith años atrás en Atlanta... Uno de los jugadores más amables que he conocido.