---- En el capítulo anterior ---- 

Los chicos están más juntos que nunca, y apoyan la relación ‘Larry’. Harry y Louis vuelven a Inglaterra para contarles a su familia sus sentimientos, antes de que salgan a la luz, mientras, por otro lado Liam, Zayn y Niall, se quedan en Barcelona para acabar de disfrutar los días que les quedan. 

LOVE IS FUCKING PERFECT – CAPÍTULO 28

-Son 17 libras – anunció el taxista, parando frente de casa. Ya estábamos en Londres.
-Louis, ¿tienes tu Libras? – preguntó él – yo es que tengo la cartera solo con euros.
-Sí, tengo un billete de 20 – me acerqué al taxista y se lo dí – quédese el cambio.
-Muchas gracias chicos – dijo sonriente – espérense que les ayudaré a sacar las maletas del maletero.

Salimos los tres del coche, y aun que Harry y yo podíamos con las maletas, agradecimos la ayuda del taxista. Una vez las sacamos todas, y las dejamos en el suelo, el taxista se despidió y se fue.

Subimos por el ascensor hablando da algún tema sin importancia, deseando llegar a casa, para descansar, aun que quizás sería la única noche en tiempo que estaríamos solos. 

-Me voy a mi habitación, estoy rendido – se fue en dirección a ella al entrar al piso.
-¿Qué? ¿Estamos solos en casa y te quieres ir a dormir? – dije algo enfadado.
-Al menos déjame dejar esto y darme una ducha – replicó – y no hace falta que me hables así.

Asentí y me fui a mi habitación. 
Una idea surgió en mi cabeza, ¿a que me recordaba esa noche? A la noche que nos besamos por primera vez. El equivocándose y entrando en mi habitación, yo en el baño acabándome de duchar, el desnudándose ¿Por qué no podía hacerlo yo, e ir a su habitación ‘por equivocación’?
Me quité toda la ropa, hasta quedarme con los boxers y una camiseta bastante ajustada en a mi torso, muy divertida. Me quité también los zapatos y calcetines y esperé a que la ducha se encendiera, eso daría la señal de que ya estaba dentro.

-Por fin – dije para mis adentros cuando el grifo empezó a funcionar.

Haciendo el menos ruido posible, abrí la puerta de su habitación, y con mucho cuidado me tumbé encima de su cama, a esperar que saliera.
El grifo se paró, eso significaba que estaría enjabonándose.
Sin hacer ruido, empecé a observar toda la habitación a detalle, Harry casi nunca dejaba que entráramos, y cuando lo hacía, no daba tiempo de fijarse en los detalles, como la foto que tenía con su hermana en la mesita de noche.
El grifo se encendió, pero esta vez, estuvo poco rato encendido, y seguidamente se escuchó como salía de la ducha. Empezó a cantar. 

‘’Truly, madly, deeply I am
foolishly, completely fallin
and somehow you caved all my walls in.
So baby, say you’ll always keep me,
truly, madly, crazy, deeply in love with you,
in love with…’’

-¡Louis! – gritó Harry saliendo del baño.

Su voz me había hipnotizado, y no estuve atento de cuando saldría, me asusté y todo.
-Harry – dije abriendo los ojos – yo… ¿estás desnudo? 

Harry se puso rojo, y se metió otra vez en el baño para ponerse algo. Aun que había sido algo incómodo, no pude evitar reír.

-¿De que te ríes? – dijo Harry desde dentro del baño.
-De nada, de nada- afirmé – bueno, que me gusta tu Mini-harry – dije sin poder aguantar la risa.
-No te rías, tendríamos que ver como es tu Mini-Louis – dijo algo molesto.
-Venga Harry, si lo has visto miles de veces – contesté.
-Si, pero nunca me he fijado.
-Pues sal, que ahora mismo te lo enseño.
-Louis, por favor.
-Es una broma, estoy tapado, puedes salir.

Entonces, Harry salió y me vio, y como no cabía duda, estaba desnudo, bueno, con camiseta, pero sin boxers.

-Louis, haz el favor de taparte ahora mismo – dijo enfadado intentando mirar hacia otro lado.
-¿Te sientes incómodo? – pregunté – eras tu el que quería verlo.
-Lo he dicho en broma, ahora tápate.
-Vale, vale, aun que no entiendo el porqué, siempre eres tu el que va desnudo por casa ¿Por qué no lo puedo ir yo? 
-Por que es mi habitación, y no quiero.
-Vale, señor Styles – bromeé – aun que tu solo vas con unos boxers.
-Es lo único de ropa que había en el baño.
-Si claro, como que a ti no te gusta lucir…
-Louis, me estás cabreando. 
-Vale, ya me relajo – sonreí.

Me puse los boxers y me tumbé en la cama de Harry, donde él se había sentado anteriormente.

-¿Sabes? Esto me recuerda a algo, y no se a qué – dijo Harry tumbándose a mi lado.
-Ahora te lo explico – sonreí.

Giré haciendo la croqueta y me tumbé encima de su torso, dejando nuestras caras casi pegadas.

-A la noche de nuestro primer beso ¿puede ser?
-Sí – afirmó sonriendo – espera, ¿lo has hecho a propósito?
-Uix, me has pillado – dije juguetón. 
-Dios, como te quiero – susurró a escasos centímetros de mí.
-Demuéstralo.

Su boca beso la mía, presionando mis labios con fuerza y delicadeza a la vez.  Nuestros labios se entreabrieron y  nos besamos con más firmeza, jugando con nuestras lenguas.
Por otro lado sus manos acariciaban mi pecho, dibujando pequeños círculos, que hacía que todo mi cuerpo se estremeciera.

-Te quiero- susurró Harry.
-Yo también.
______________________________________________________

¿Qué, os ha gustado el capi? El final os lo dejo para vuestra imagincación JAJAJAJAJAJAJJAJA Muchas me pedíais #Larry, y aquí lo tenéis, espero que os haya gustado.
Cada vez comenta menos gente, como la cosa siga así voy a replantearme seguir con la novela, o al menos no hacerla tan larga como tenía previsto…
Pero aun así, muchas gracias a las que comentáis siempre, vuestros comentarios son siempre INCREÍBLES, como vosotras. Os quiero.