Dices que lo perdiste y no lo extrañas...