ahita la prueba de que el pinche iTunes no aguanta la chinga