Mis preciosos guantes regresaron a mi vida. Soy un suertudo de mierda.