Ahora… no hay nadie quien me cuide…