El balón con el que se juegan las semifinales del #FPC parece diseñado para un torneo #LGBT. ¡Qué horror!