Lo mejor de no entender ni un pimiento de corcheas y semicorcheas es que sea él quien trate de explicártelo