En la Bota, con gente intelectual. Bien por Don Antonio Calera Grobeteone.