Ja! No eran los pies, sino la cabeza de #perry, @ObielScofield :P