Estacioná donde se te cante el ojete. Espejo antes de llegar a Belgrano.