He de presumir que fue un éxito rotundo el pastel...