Qué vergüenza con estos itamitas y demás estudiantes