Una última hora desde UNICEF Haiti tras los destrozos que dejó el huracán Sandy.

Aunque todavía queda por evaluar su repercusión, sabemos que la tormenta ha causado 54 muertos y que más de 18.000 hogares quedaron inundados o destruidos. Se cree que hay dos millones de personas con riesgo de padecer desnutrición. Se han registrado 21 desaparecidos y otros 20 heridos. La seguridad alimentaria corre grave riesgo en 60 de las 140 comunidades. La tasa de inseguridad alimentaria podría alcanzar el 50%.

Antes de la tormenta se aprovisionaron suministros de emergencia en ocho de los diez departamentos de Haití. También ayudamos al gobierno en la evacuación de 485 niños y niñas de las zonas de mayor riesgo y establecimos un centro de llamadas de emergencia, que recibió aproximadamente 3.600 llamadas. 

Ahora estamos en fase de respuesta ante situaciones de emergencia.