THE POINT rompe todos los esquemas arquitectónicos convirtiéndose en un ícono emblemático de Guayaquil y Sudamérica