Guarda silencia ante el Señor, y espera en El. Sal 37:7