Y mientras, en el Safari Park...