Chimpancés disfrutan de "la buena vida" en un centro de conservación en el Congo