Mafer.

@OLLG_Dreams

Not what your dad wants to know ;)

Capitulo 24

Cuenta Justin:
Cuando desperté la vi recargada en mi hombro y dormida… todo un ángel. Mi corazón empezó a latir más rápido de lo normal. Sentía su aroma, tan único y especial como ella. Intenté no moverme para no despertarla. Miré hacia la ventanilla y la playa ya se hacía presente. Se que no tenemos las mejores playas aquí. Pero… ¿Para qué viajar casi cuatro horas para ir a otra? Es absurdo. Pero bueno… esta playa está bien. 
Despierto a ____ para avisarle que ya hemos llegado. Odio tener que hacer esto. Se veía tan bien dormida… 
Después de registrarnos, nos dieron nuestras habitaciones. Me tocó a lado de ___.  Yo solo dejé tiradas las maletas en el piso y entré su habitación. Había dejado la puerta abierta y entré sin hacer ruido. No está. No la veo.
Repito su nombre varias veces y no contesta. Tomo una hoja de la libreta de cortesía que dan en cada habitación y una pluma. Dejé lo que quería decirle y me prepararé para lo que viene.


“Te veo a las siete en la playa. Si quieres lleva a Justin – Justin.” 


Me dio risa mi mensaje. Claro, hablando de Justin, el Koala. Salí de la habitación, la cerré para que nadie indeseado entrara, y bajé a recorrer el lugar. Quiero pensar, ni siquiera sé que le voy a decir esta noche. Fue por instinto haberle escrito esa nota. ¿Qué le quiero decir?
Mientras lo averiguo mando un mensaje a Wendy. Necesito hablar con ella después que regrese de las vacaciones. Ya no estoy seguro de lo que quiero con ella. Amistad, o seguir saliendo…


Cuenta ____:
“When I´m Gone.” De Simple Plan. Me pone a pensar ese título: ¿Qué pasaría si algún día, sin pleno aviso yo me fuera? Ya sea en plan de muerte o en plan de ir a buscar nuevas oportunidades, realizar sueños, estudiar, yo que sé. ¿En realidad habrá personas que me extrañen de verdad? La pregunta no aplica en papás.  Así que ellos no entran. Ya dije. 
Camino sola en la playa. Son cerca de las seis de la tarde y no ha habido ningún otro momento en el día en el que me sienta más relajada que en éste. Me hacía falta despejarme de todo y de todos. Miro hacia el horizonte y no veo más que el cielo mesclado con las olas del mar. Que bonito. No hay nada mejor que esto. 
De nuevo me pongo a pensar en lo que haría la gente si yo me fuera. Tal vez estén mejor sin mi, no sé. Más de una vez he causado muchos disgustos. Tantos que hay veces que me dan ganas de desaparecer y nunca más volver a ver a nadie, estar en un agujero negro en donde yo me sienta cómoda… aunque la verdad es que hay pocas posibilidades de eso. Pero ¿Qué otra cosa puedo hacer en este momento de soledad?

Odio con todas mis fuerzas la playa. Solo por el hecho de que se te mete arena hasta en las partes en las que nunca sientes nada por el estilo. Yo solo voy por el paisaje y el sonido de las olas en la mañana, cuando casi no hay gente afuera y las gaviotas se escuchan. No como ahora que hay tanta gente aún, aunque esté a punto de oscurecer.  No me agrada mucho la idea de quedarme sentada viendo cómo mi madre toma jugo de zanahoria en exceso, mi padre sigue leyendo el periódico y le dice a James “Eso muchachito” cuando al fin le sale un castillo de arena. Pero siendo honesta no me gusta alejarme de ellos. Siento que me perderé. Pero esta vez eso no me importa y camino varias horas. Cuando está a punto de oscurecer regreso a mi habitación para tomar un baño, bajar a cenar y salir con mi madre a algún lado de compras. Es lo único en lo cual no terminamos discutiendo. 


El aire acondicionado está a todo lo que da en  mi habitación y hasta siento un poco de frío cuando entro. Encima de mi cama hay una nota. La tomo y la leo detenidamente. Tonto Justin. Nunca desperdicia la oportunidad de ser divertido. Me río y veo la hora en mi reloj. Tomo al koala de peluche y me apresuro a bajar a la playa otra vez. Ya son las siete con quince. 


*+*+*+*+*+*+*+


-Hola, hola, ya sé me retrasé- dije mientras llegaba a su lado. El estaba sentado en la arena- Lo siento.
-No importa. Eres alérgica a tu habitación.- dijo con una sonrisa mientras se incorporaba para estar frente a mí- Trajiste a Justin.
-Así es… era lo que querías ¿no?- abracé al muñeco con todas mis fuerzas- Este ha sido uno de los mejores regalos ¿sabes?
-¿Por qué?- se mostró extrañamente interesado- Claro… porque yo te lo di.
-No…- lo miré y se rió- Bueno, en parte. Porque me has regalado muchas cosas pero ninguna se ha significado tanto como él. ¿Entiendes? Es solo que…
-Solo que…- me escrutó curioso- ¿Qué?
-Cuando lo abrazo yo… siento que tú estás en su lugar.- traté de esconder mi cara sonrojada- 
-_______- me dio un abrazo y me escondí entre su cuello. No me siento bien… empiezo a llorar.- Sabes que yo nunca te voy a dejar. 


Cuenta Justin:
Miré su cara y me sorprendí. Estaba llorando. Nunca la había visto tan hermosa, aún con lágrimas en sus ojos. Tenían un brillo increíble. Acomodé el cabello que cubría su rostro y acaricié sus mejillas. No puedo evitarlo, tango que hacerlo antes de volverme loco. La beso. Mi corazón empieza a latir con fuerza y siento que todo me da vueltas. 
Ella sigue besándome, me abraza y yo le correspondo. Me separo y ella me vuelve a atrapar. De nuevo repetimos el beso. Perfecto. 
Cuando logramos separarnos ella sonríe.


-Pensé que nunca más lo harías.- su mirada aún seguía hermosamente especial- 
-Lo puedo hacer todas las veces que tú me pidas mi amor.- la besé de nuevo. Amo sus labios. Si fuera por mi nunca me separaría de este beso- ¿Estás feliz?
-Si… mucho- suspiró- ¿Sabes que esto no está bien? ¿Y Wendy?
-Eso se acabó. Solo quiero estar contigo.- la tomé de la mano- ¿Quieres estar conmigo después de todo lo que te hice? ¿Estarías dispuesta a perdonarme?
-Confío en ti.- fue lo único que respondió- Sonrió y me volvió a abrazar.


Cuenta ____: 
Estuvimos platicando como siempre. Solo que ahora el demostraba más su cariño, amor o lo que sea. Me abrazaba, me besaba en el cuello, labios y mejillas. Era el momento. Me sentía especial, me sentía al fin amada. 
Lo amo. Lo amo. Me repetía varias veces a mi misma. No soy capaz de decírselo aún. No quiero arruinar el momento. ¿Terminó con Wendy? ¿Por qué ahora? ¿El me ama? ¿En serio le importo? ¿Y si estoy soñando y cuando despierte el y yo seguimos distanciados?


-¿En qué piensas?- me preguntó interrumpiendo mis pensamientos.- 
-En que esto es de locos- dije mientras jugueteaba con sus manos, como tres centímetros más largas que las mías.- Dime que no estás jugando. 
-¿Estaría jugando con algo así?- besó mi cuello- No. Seré todo lo que quieras, pero con lo que siento nunca juego. No estoy seguro de que sea esto, pero contigo me siento en paz, feliz y no me importa lo que pase en el mundo. Nada. Solo tú. 
-Eso mismo siento yo.- dije devolviéndole el beso, pero en los labios.- ¿Lo vamos a descubrir?
-Eso espero… lo intentaremos- me miró a los ojos.- ¿Está bien?
-Si. Muy bien.


*+*+*+*+*+*+


El aire fresco de la mañana me preocupaba un poco. ¿Y si se dieron cuenta de que no  llegué a mi habitación anoche? Bueno… tengo a Justin de mi lado y se que siempre se las arregla. 
Voy a su lado. Tomados de la mano caminando con tranquilidad. No dejamos de hablar en toda la noche y parte de la madrugada. Sentados en la playa, caminamos un poco y nos volvimos a sentar. Nunca habíamos llegado a tanto. Ni como amigos, ni las veces que hacíamos fiestas, ni una sola vez. Solo hoy… nos conocimos más. 
Al llegar a mi habitación, nos despedimos, me dio un beso y se fue hacia la suya. Suspiré y entré para recostarme en mi cama. Dormir un poco. Al fin y al cabo… son vacaciones. Las mejores de mi vida. 


Capitulo 25
Estoy a punto de cerrar los ojos y mi celular comienza a sonar. Es mi madre. Resoplo y me dispongo a contestarle. Hasta que me doy cuenta de que no leí la palabra “mensaje”. Dios esto es grave, necesito dormir. Miraré el mensaje y después, si cerraré los ojitos que me lo piden a gritos. 


“Te esperamos en quince minutos en la playa. No quiero que te vayas a ningún lado. Son vacaciones FAMILIARES”


Hasta falto su “Con amor… mamá” habla en serio. Salí de la cama, entré a ducharme con agua helada para poder aguantar más de 24 horas sin dormir. Salí tan rápido que me sorprendí. La forma de ahorrar agua es bañándose con agua fría. Muy bien. Lo haré mas seguido. 
Me puse una blusa holgada algo corta y suelta de tirantes bajo la parte superior de mi traje de baño. La parte inferior y un short. Me coloqué unas sandalias bajas normales y recogí mi cabello. Tomé unos lentes oscuros para cubrir mis ojeras horribles y bajé hacia el restaurante. Donde todos estaban riendo y platicando de lo mucho que les gustó el espectáculo de anoche. Tomé un plato y me fui abalanzada al bufet de desayunos. Maldito hotel perfecto. Hay de todo. Tomé fruta, un panqueque, un jugo de manzana, pedí un café con muchísima azúcar y sin leche. Necesito despertar. Hasta olvidé saludar. Y no me di cuenta de que Justin estaba ausente.


-¿Dónde estuviste anoche?- preguntó Pattie- Te perdiste del baile hula.  
-Lo siento, estaba algo cansada y me dolía la cabeza.-acomodé mis lentes- 
-Pues claro… no te despegaste del sol desde las tres de la tarde- reclamó mi madre- Y yo no te puedo hacer usar bloqueador.
-Lo usé mamá- suspiré- Dos veces.
-Parece que Justin encontró diversión- dijo Pattie al dejar su vaso de jugo en la mesa- Ni siquiera contestó el teléfono. Por si acaso pedí un duplicado de la llave de su habitación y entré y lo vi dormido con la boca abierta. Cómico. Pobrecillo, no paró desde ayer. 


Solté una risita acusadora. Casi nadie la escuchó. Solo Jazzy, y me imitó a reír. Ni siquiera supo por qué, pero amo que tenga ese sentido del humor… igual a alguien que conozco demasiado bien. 


*+*+*+*+*+*


-¿Así?- preguntaba Jazzy- 
-Nop.- contesté algo  aburrida.- Tienes que humedecer la arena si quieres que el castillo salga bien.


Así llevo desde las doce de la tarde. En un minuto he bostezado como cinco veces. No es por Jazzy, sino que no he dormido y lo que más detesto de las vacaciones es esto: Hacer castillos de arena. Pero no quiero que se sienta mal. Encontramos sombra, tendimos unas toallas y nos pusimos a hacer figuritas de arena. Al principio me divertí pero luego,  empecé a sentir arena en mi trasero.  Otra cosa que no me gusta. 
De pronto sentí arena hasta en mis ojos, y eso que estaban casi cerrados. Miré hacia arriba y Justin se reía porque el fue quien nos aventó la arena. Jazzy rió, yo volví a bostezar. 


-¿Qué te pasa?- pregunta Justin.- ¿Es que acaso no dormiste?
-No seas grosero- reclamé- Bueno… en parte también fue mi culpa. Mejor dejémoslo así.
-¿Cómo?- se mostraba preocupado- 
-¿Ves? No se ni lo que digo. Necesito dormir.- me levanté y lo dejé mirándome con una sonrisa- Nos vemos luego.
-Si… luego.- me guiñó el ojo y sentí que la cara me ardía de vergüenza. Sí eso provoca en mi y me encanta.- Te voy a extrañar linda.
-Ahh… que bonito- dijo Jazzy mirándonos- ¿Son novios?
-No…- respondimos al mismo tiempo-
-También se pueden extrañar a los amigos.- dije mientras miraba hacia la playa- Ahora si me disculpas princesa, me voy a mi habitación a dormir un poco. Justin se quedará contigo ¿si?
-No…- se quejó la pequeña- El hace los castillitos de arena muy feos.


Solté una risita mientras Justin miraba a Jazzy acusadora, pero cómicamente. Se quedaron forcejeando, y jugando. Subí a mi habitación, me puse algo cómodo y me recosté. Cerré los ojos y hasta sonó una melodía de ángeles en mi cabeza. Al fin. 


*+*+*+*+*+*+


-Eh…____ despierta- escuchaba la voz de Justin entre sueños.- ¡____!
-¿Qué?- contesté algo molesta.- Apenas me había quedado dormida. 
-¿Apenas?- se rió mientras yo me incorporaba- Eh… bueno, _____ ya son las ocho de la noche.
-¿Qué?- me levanté y abrí la ventana. Ya estaba poniéndose el sol.- Pero si sentí que apenas había cerrado los ojos. Esto no puede ser… oh no.
-Olvídalo. Alístate, te tengo una sorpresa.- dijo mientras se volvía a sentar en la cama- Apúrate que es algo lejos.
-¿A dónde iremos?
-Te dije que es una sorpresa.


*+*+*+*+*+


Unos jeans oscuros con algunas rasgaduras, mis Converse negros, una camiseta fresca azul marino. Dejé mi cabello suelto y bien cepillado, un pequeño detalle con mi perfume favorito y estoy lista. Salgo y Justin está mirando la TV recostado en la cama. De perfil se ve perfecto. Tal vez demasiado… muy perfecto. Sonriendo por el comercial gracioso que le gusta tanto. Voltea y se queda mirándome fijamente. Ya no sonríe, ya no hace nada. Hasta parece que ni respira.


-Te ves hermosa.- se puso de pié y se acercó a mí- ¿Te arreglaste para mi eh?
-¿Cómo entraste?- pregunté evadiendo su comentario.- Estuve pensándolo y bueno… tú no tienes llave, no hay manera de que pudieras entrar.
-Claro que la hay… señorita Bieber.- me guiñó de nuevo. ¿O sea que…?- Engañé al encargado y dije que eras mi hermana.
-Ah.- por un minuto pensé que había dicho que era su novia, prometida o algo así.- Eso no se hace. Imagina si mamá o alguien más te viera entrar. Pensarían que tenemos algo… que yo te di la llave para que entraras cuando se te apeteciera. 
-¿Y no tenemos algo?- ganó en esa observación.- ¿Vienes o no?
-Está bien.


Caminamos varias calles después de bajar del taxi. Damos vuelta en una esquina y no me puedo creer lo que veo. Una multitud caminando, riendo y divirtiéndose por todas partes. A donde alcanzara la vista. Un millón de luces brillantes, comida deliciosa y música de todo tipo. De electro-pop a reggae. “Wow” no paraba de repetir. 


-¿Te gusta?- preguntó Justin- Me dijeron desde hace tiempo que en las noches aquí todo es increíble. Y bueno… aquí estamos.
-Es increíble en serio.- lo tomé de la mano y el correspondió- ¿Nunca habías venido?
-No, ni una sola vez- apretó más nuestras manos- Desde hace tiempo quería venir, pero no solo… así que míranos. Quería traer a alguien especial y esa eres tú. 


No me lo puedo creer aún. Tal vez esté soñando. Ruego con todo el corazón que nadie me despierte nunca si de un sueño se trata. 
La fogata era enorme, gente danzaba alrededor de ella y parecían salvajes. De épocas remotas. Con música que parecía de guerra, de guerreros. Guitarras y música clásica. Todo reunido de una manera extraña y demasiado increíble. La luna estaba en todo su esplendor y me daba la impresión de regresar cien años atrás. Las chicas vestidas como caribeñas, la mayoría morenas y con cabello rizado. 
Un par de chicos nos invitaron a sentarnos junto a ellos en la arena a lado de la fogata. Ellos iniciaron tocando la guitarra y cantando “No women, no cry” de Bob Marley. 
Justin me envolvía en sus brazos, sentado detrás de mí y yo recargaba mi cabeza en su hombro. Relajada. Libre. Escuchando cómo Justin coreaba la canción en voz baja. Cuando empezó la parte del coro en donde decía “…Everything’s gonna be alright…” me relajé de más. El lo había susurrado en mi oído, con su voz, la que me calma… la tranquila. Su tipo de voz que puede hacerme confiar en él.  Examiné todo en él: Su camisa blanca con cuello en “V”, pantalones negros entallados, sus respectivos Supra, y su chaqueta de cuero color negro al igual que su reloj. Así lo soñé, así lo pensé…  y al fin se realiza. 
La canción termina y yo no tengo noción del tiempo. Reacciono cuando el chico de cabello largo pregunta que si alguien quiere cantar algo. 


-Vamos…- dijo con amabilidad.- Es noche de novatos.
-Él ama tocar la guitarra.- señalé a Justin.- En serio es increíble.
-¿Tú como lo sabes?- me susurró con cara de pánico- ____ no puedo… yo…
-Vamos confío en ti.- le dije- Sé que tienes talento. Y para la próxima vez, no dejes tus ventanas abiertas cada viernes a las once de la noche, durante tus prácticas. 
-Me vengaré.- me soltó, se hizo a un lado y tomó la guitarra del chico- Bueno… denle las gracias a… mi chica. Ella será responsable si les fallo.
-No te apures.- dijo el chico de cabello largo- Todo en la vida es de ensayo. 


Justin se colocó la guitarra en la posición correcta, suerte que el chico de cabello largo también era zurdo. Se veía algo nervioso. Justin, no el chico. Suspiró y miró a todos con una sonrisa.


-Esta canción la compuse un día… cuando mi mejor amiga se molestó conmigo. Yo tuve la culpa de todo y no me di cuenta. Solo quiero decirle que es muy importante en mi vida y que… todo va a estar bien.


Me miró y me sonrió. Inició a tocar. Esa canción nunca la escuché de él. Es hermosa. Me miraba de vez en cuando y cerraba los ojos para cantar. Se veía sereno y sin pena. La gente a nuestro alrededor se comenzó a relajar, algunas chicas lloraban por la letra. Es que de verdad era hermosa. 
No puedo creer que el por mí haría todas esas cosas, no creía que pensara tanto en mí, no pensé que podría decir todas esas cosas tan hermosas. Una pequeña lágrima salió después de tanto luchar. Aunque no era la única llorando. Pero me sentía extrañamente bien. Extrañamente enamorada.
El tiempo no transcurría, no pasaba nada más que eso. Al terminar de tocar sonrió y todos estallaron en aplausos. Se levantó y me tomó de la mano llevándome a la playa, adentrándonos a la oscuridad, dejando atrás la fogata y a la música. Me tomó de la cintura y me acercó a él con rapidez. Me besó de nuevo. Me succiona, me rapta… hace que me abandone. Su cabello es más suave de lo que recordaba. Estoy bien con él, todo es perfecto estando a su lado. Así es… todo va a estar bien. 

Continuará...


Lo se chicas. Y lo siento por ser una fantasmita la semana
pasada... Estoy planeando como matar
a mi profe de fisica para que ya no
moleste con tareas que sabes que no se deben dejar por
razones obvias: YO - TENGO - UNA - NOVELA - QUE - ESCRIBIR. Listo
xD aqui les dejo los dos capitulos que alcancé a hacer este
viernes que para terminarla de "linchar" me castigaron sin internet. Así literal. 
Pero ahora me desquité y me meteré el modem por... la axila. xD
Gracias por ser pacientes lindas, espero ya no fallar tanto
gracias por sus comentarios, por leer y por ser tan
awesome... en serio son como mi vitamina "C" o sea 
de "Comentarios" xD Las amo.


#MuchMuchLove  #AbrazosVirtuales  
#Maraton


Mafer <3

Views 591

1047 days ago

Capitulo 24

Cuenta Justin:
Cuando desperté la vi recargada en mi hombro y dormida… todo un ángel. Mi corazón empezó a latir más rápido de lo normal. Sentía su aroma, tan único y especial como ella. Intenté no moverme para no despertarla. Miré hacia la ventanilla y la playa ya se hacía presente. Se que no tenemos las mejores playas aquí. Pero… ¿Para qué viajar casi cuatro horas para ir a otra? Es absurdo. Pero bueno… esta playa está bien.
Despierto a ____ para avisarle que ya hemos llegado. Odio tener que hacer esto. Se veía tan bien dormida…
Después de registrarnos, nos dieron nuestras habitaciones. Me tocó a lado de ___. Yo solo dejé tiradas las maletas en el piso y entré su habitación. Había dejado la puerta abierta y entré sin hacer ruido. No está. No la veo.
Repito su nombre varias veces y no contesta. Tomo una hoja de la libreta de cortesía que dan en cada habitación y una pluma. Dejé lo que quería decirle y me prepararé para lo que viene.


“Te veo a las siete en la playa. Si quieres lleva a Justin – Justin.”


Me dio risa mi mensaje. Claro, hablando de Justin, el Koala. Salí de la habitación, la cerré para que nadie indeseado entrara, y bajé a recorrer el lugar. Quiero pensar, ni siquiera sé que le voy a decir esta noche. Fue por instinto haberle escrito esa nota. ¿Qué le quiero decir?
Mientras lo averiguo mando un mensaje a Wendy. Necesito hablar con ella después que regrese de las vacaciones. Ya no estoy seguro de lo que quiero con ella. Amistad, o seguir saliendo…


Cuenta ____:
“When I´m Gone.” De Simple Plan. Me pone a pensar ese título: ¿Qué pasaría si algún día, sin pleno aviso yo me fuera? Ya sea en plan de muerte o en plan de ir a buscar nuevas oportunidades, realizar sueños, estudiar, yo que sé. ¿En realidad habrá personas que me extrañen de verdad? La pregunta no aplica en papás. Así que ellos no entran. Ya dije.
Camino sola en la playa. Son cerca de las seis de la tarde y no ha habido ningún otro momento en el día en el que me sienta más relajada que en éste. Me hacía falta despejarme de todo y de todos. Miro hacia el horizonte y no veo más que el cielo mesclado con las olas del mar. Que bonito. No hay nada mejor que esto.
De nuevo me pongo a pensar en lo que haría la gente si yo me fuera. Tal vez estén mejor sin mi, no sé. Más de una vez he causado muchos disgustos. Tantos que hay veces que me dan ganas de desaparecer y nunca más volver a ver a nadie, estar en un agujero negro en donde yo me sienta cómoda… aunque la verdad es que hay pocas posibilidades de eso. Pero ¿Qué otra cosa puedo hacer en este momento de soledad?

Odio con todas mis fuerzas la playa. Solo por el hecho de que se te mete arena hasta en las partes en las que nunca sientes nada por el estilo. Yo solo voy por el paisaje y el sonido de las olas en la mañana, cuando casi no hay gente afuera y las gaviotas se escuchan. No como ahora que hay tanta gente aún, aunque esté a punto de oscurecer. No me agrada mucho la idea de quedarme sentada viendo cómo mi madre toma jugo de zanahoria en exceso, mi padre sigue leyendo el periódico y le dice a James “Eso muchachito” cuando al fin le sale un castillo de arena. Pero siendo honesta no me gusta alejarme de ellos. Siento que me perderé. Pero esta vez eso no me importa y camino varias horas. Cuando está a punto de oscurecer regreso a mi habitación para tomar un baño, bajar a cenar y salir con mi madre a algún lado de compras. Es lo único en lo cual no terminamos discutiendo.


El aire acondicionado está a todo lo que da en mi habitación y hasta siento un poco de frío cuando entro. Encima de mi cama hay una nota. La tomo y la leo detenidamente. Tonto Justin. Nunca desperdicia la oportunidad de ser divertido. Me río y veo la hora en mi reloj. Tomo al koala de peluche y me apresuro a bajar a la playa otra vez. Ya son las siete con quince.


*+*+*+*+*+*+*+


-Hola, hola, ya sé me retrasé- dije mientras llegaba a su lado. El estaba sentado en la arena- Lo siento.
-No importa. Eres alérgica a tu habitación.- dijo con una sonrisa mientras se incorporaba para estar frente a mí- Trajiste a Justin.
-Así es… era lo que querías ¿no?- abracé al muñeco con todas mis fuerzas- Este ha sido uno de los mejores regalos ¿sabes?
-¿Por qué?- se mostró extrañamente interesado- Claro… porque yo te lo di.
-No…- lo miré y se rió- Bueno, en parte. Porque me has regalado muchas cosas pero ninguna se ha significado tanto como él. ¿Entiendes? Es solo que…
-Solo que…- me escrutó curioso- ¿Qué?
-Cuando lo abrazo yo… siento que tú estás en su lugar.- traté de esconder mi cara sonrojada-
-_______- me dio un abrazo y me escondí entre su cuello. No me siento bien… empiezo a llorar.- Sabes que yo nunca te voy a dejar.


Cuenta Justin:
Miré su cara y me sorprendí. Estaba llorando. Nunca la había visto tan hermosa, aún con lágrimas en sus ojos. Tenían un brillo increíble. Acomodé el cabello que cubría su rostro y acaricié sus mejillas. No puedo evitarlo, tango que hacerlo antes de volverme loco. La beso. Mi corazón empieza a latir con fuerza y siento que todo me da vueltas.
Ella sigue besándome, me abraza y yo le correspondo. Me separo y ella me vuelve a atrapar. De nuevo repetimos el beso. Perfecto.
Cuando logramos separarnos ella sonríe.


-Pensé que nunca más lo harías.- su mirada aún seguía hermosamente especial-
-Lo puedo hacer todas las veces que tú me pidas mi amor.- la besé de nuevo. Amo sus labios. Si fuera por mi nunca me separaría de este beso- ¿Estás feliz?
-Si… mucho- suspiró- ¿Sabes que esto no está bien? ¿Y Wendy?
-Eso se acabó. Solo quiero estar contigo.- la tomé de la mano- ¿Quieres estar conmigo después de todo lo que te hice? ¿Estarías dispuesta a perdonarme?
-Confío en ti.- fue lo único que respondió- Sonrió y me volvió a abrazar.


Cuenta ____:
Estuvimos platicando como siempre. Solo que ahora el demostraba más su cariño, amor o lo que sea. Me abrazaba, me besaba en el cuello, labios y mejillas. Era el momento. Me sentía especial, me sentía al fin amada.
Lo amo. Lo amo. Me repetía varias veces a mi misma. No soy capaz de decírselo aún. No quiero arruinar el momento. ¿Terminó con Wendy? ¿Por qué ahora? ¿El me ama? ¿En serio le importo? ¿Y si estoy soñando y cuando despierte el y yo seguimos distanciados?


-¿En qué piensas?- me preguntó interrumpiendo mis pensamientos.-
-En que esto es de locos- dije mientras jugueteaba con sus manos, como tres centímetros más largas que las mías.- Dime que no estás jugando.
-¿Estaría jugando con algo así?- besó mi cuello- No. Seré todo lo que quieras, pero con lo que siento nunca juego. No estoy seguro de que sea esto, pero contigo me siento en paz, feliz y no me importa lo que pase en el mundo. Nada. Solo tú.
-Eso mismo siento yo.- dije devolviéndole el beso, pero en los labios.- ¿Lo vamos a descubrir?
-Eso espero… lo intentaremos- me miró a los ojos.- ¿Está bien?
-Si. Muy bien.


*+*+*+*+*+*+


El aire fresco de la mañana me preocupaba un poco. ¿Y si se dieron cuenta de que no llegué a mi habitación anoche? Bueno… tengo a Justin de mi lado y se que siempre se las arregla.
Voy a su lado. Tomados de la mano caminando con tranquilidad. No dejamos de hablar en toda la noche y parte de la madrugada. Sentados en la playa, caminamos un poco y nos volvimos a sentar. Nunca habíamos llegado a tanto. Ni como amigos, ni las veces que hacíamos fiestas, ni una sola vez. Solo hoy… nos conocimos más.
Al llegar a mi habitación, nos despedimos, me dio un beso y se fue hacia la suya. Suspiré y entré para recostarme en mi cama. Dormir un poco. Al fin y al cabo… son vacaciones. Las mejores de mi vida.


Capitulo 25
Estoy a punto de cerrar los ojos y mi celular comienza a sonar. Es mi madre. Resoplo y me dispongo a contestarle. Hasta que me doy cuenta de que no leí la palabra “mensaje”. Dios esto es grave, necesito dormir. Miraré el mensaje y después, si cerraré los ojitos que me lo piden a gritos.


“Te esperamos en quince minutos en la playa. No quiero que te vayas a ningún lado. Son vacaciones FAMILIARES”


Hasta falto su “Con amor… mamá” habla en serio. Salí de la cama, entré a ducharme con agua helada para poder aguantar más de 24 horas sin dormir. Salí tan rápido que me sorprendí. La forma de ahorrar agua es bañándose con agua fría. Muy bien. Lo haré mas seguido.
Me puse una blusa holgada algo corta y suelta de tirantes bajo la parte superior de mi traje de baño. La parte inferior y un short. Me coloqué unas sandalias bajas normales y recogí mi cabello. Tomé unos lentes oscuros para cubrir mis ojeras horribles y bajé hacia el restaurante. Donde todos estaban riendo y platicando de lo mucho que les gustó el espectáculo de anoche. Tomé un plato y me fui abalanzada al bufet de desayunos. Maldito hotel perfecto. Hay de todo. Tomé fruta, un panqueque, un jugo de manzana, pedí un café con muchísima azúcar y sin leche. Necesito despertar. Hasta olvidé saludar. Y no me di cuenta de que Justin estaba ausente.


-¿Dónde estuviste anoche?- preguntó Pattie- Te perdiste del baile hula.
-Lo siento, estaba algo cansada y me dolía la cabeza.-acomodé mis lentes-
-Pues claro… no te despegaste del sol desde las tres de la tarde- reclamó mi madre- Y yo no te puedo hacer usar bloqueador.
-Lo usé mamá- suspiré- Dos veces.
-Parece que Justin encontró diversión- dijo Pattie al dejar su vaso de jugo en la mesa- Ni siquiera contestó el teléfono. Por si acaso pedí un duplicado de la llave de su habitación y entré y lo vi dormido con la boca abierta. Cómico. Pobrecillo, no paró desde ayer.


Solté una risita acusadora. Casi nadie la escuchó. Solo Jazzy, y me imitó a reír. Ni siquiera supo por qué, pero amo que tenga ese sentido del humor… igual a alguien que conozco demasiado bien.


*+*+*+*+*+*


-¿Así?- preguntaba Jazzy-
-Nop.- contesté algo aburrida.- Tienes que humedecer la arena si quieres que el castillo salga bien.


Así llevo desde las doce de la tarde. En un minuto he bostezado como cinco veces. No es por Jazzy, sino que no he dormido y lo que más detesto de las vacaciones es esto: Hacer castillos de arena. Pero no quiero que se sienta mal. Encontramos sombra, tendimos unas toallas y nos pusimos a hacer figuritas de arena. Al principio me divertí pero luego, empecé a sentir arena en mi trasero. Otra cosa que no me gusta.
De pronto sentí arena hasta en mis ojos, y eso que estaban casi cerrados. Miré hacia arriba y Justin se reía porque el fue quien nos aventó la arena. Jazzy rió, yo volví a bostezar.


-¿Qué te pasa?- pregunta Justin.- ¿Es que acaso no dormiste?
-No seas grosero- reclamé- Bueno… en parte también fue mi culpa. Mejor dejémoslo así.
-¿Cómo?- se mostraba preocupado-
-¿Ves? No se ni lo que digo. Necesito dormir.- me levanté y lo dejé mirándome con una sonrisa- Nos vemos luego.
-Si… luego.- me guiñó el ojo y sentí que la cara me ardía de vergüenza. Sí eso provoca en mi y me encanta.- Te voy a extrañar linda.
-Ahh… que bonito- dijo Jazzy mirándonos- ¿Son novios?
-No…- respondimos al mismo tiempo-
-También se pueden extrañar a los amigos.- dije mientras miraba hacia la playa- Ahora si me disculpas princesa, me voy a mi habitación a dormir un poco. Justin se quedará contigo ¿si?
-No…- se quejó la pequeña- El hace los castillitos de arena muy feos.


Solté una risita mientras Justin miraba a Jazzy acusadora, pero cómicamente. Se quedaron forcejeando, y jugando. Subí a mi habitación, me puse algo cómodo y me recosté. Cerré los ojos y hasta sonó una melodía de ángeles en mi cabeza. Al fin.


*+*+*+*+*+*+


-Eh…____ despierta- escuchaba la voz de Justin entre sueños.- ¡____!
-¿Qué?- contesté algo molesta.- Apenas me había quedado dormida.
-¿Apenas?- se rió mientras yo me incorporaba- Eh… bueno, _____ ya son las ocho de la noche.
-¿Qué?- me levanté y abrí la ventana. Ya estaba poniéndose el sol.- Pero si sentí que apenas había cerrado los ojos. Esto no puede ser… oh no.
-Olvídalo. Alístate, te tengo una sorpresa.- dijo mientras se volvía a sentar en la cama- Apúrate que es algo lejos.
-¿A dónde iremos?
-Te dije que es una sorpresa.


*+*+*+*+*+


Unos jeans oscuros con algunas rasgaduras, mis Converse negros, una camiseta fresca azul marino. Dejé mi cabello suelto y bien cepillado, un pequeño detalle con mi perfume favorito y estoy lista. Salgo y Justin está mirando la TV recostado en la cama. De perfil se ve perfecto. Tal vez demasiado… muy perfecto. Sonriendo por el comercial gracioso que le gusta tanto. Voltea y se queda mirándome fijamente. Ya no sonríe, ya no hace nada. Hasta parece que ni respira.


-Te ves hermosa.- se puso de pié y se acercó a mí- ¿Te arreglaste para mi eh?
-¿Cómo entraste?- pregunté evadiendo su comentario.- Estuve pensándolo y bueno… tú no tienes llave, no hay manera de que pudieras entrar.
-Claro que la hay… señorita Bieber.- me guiñó de nuevo. ¿O sea que…?- Engañé al encargado y dije que eras mi hermana.
-Ah.- por un minuto pensé que había dicho que era su novia, prometida o algo así.- Eso no se hace. Imagina si mamá o alguien más te viera entrar. Pensarían que tenemos algo… que yo te di la llave para que entraras cuando se te apeteciera.
-¿Y no tenemos algo?- ganó en esa observación.- ¿Vienes o no?
-Está bien.


Caminamos varias calles después de bajar del taxi. Damos vuelta en una esquina y no me puedo creer lo que veo. Una multitud caminando, riendo y divirtiéndose por todas partes. A donde alcanzara la vista. Un millón de luces brillantes, comida deliciosa y música de todo tipo. De electro-pop a reggae. “Wow” no paraba de repetir.


-¿Te gusta?- preguntó Justin- Me dijeron desde hace tiempo que en las noches aquí todo es increíble. Y bueno… aquí estamos.
-Es increíble en serio.- lo tomé de la mano y el correspondió- ¿Nunca habías venido?
-No, ni una sola vez- apretó más nuestras manos- Desde hace tiempo quería venir, pero no solo… así que míranos. Quería traer a alguien especial y esa eres tú.


No me lo puedo creer aún. Tal vez esté soñando. Ruego con todo el corazón que nadie me despierte nunca si de un sueño se trata.
La fogata era enorme, gente danzaba alrededor de ella y parecían salvajes. De épocas remotas. Con música que parecía de guerra, de guerreros. Guitarras y música clásica. Todo reunido de una manera extraña y demasiado increíble. La luna estaba en todo su esplendor y me daba la impresión de regresar cien años atrás. Las chicas vestidas como caribeñas, la mayoría morenas y con cabello rizado.
Un par de chicos nos invitaron a sentarnos junto a ellos en la arena a lado de la fogata. Ellos iniciaron tocando la guitarra y cantando “No women, no cry” de Bob Marley.
Justin me envolvía en sus brazos, sentado detrás de mí y yo recargaba mi cabeza en su hombro. Relajada. Libre. Escuchando cómo Justin coreaba la canción en voz baja. Cuando empezó la parte del coro en donde decía “…Everything’s gonna be alright…” me relajé de más. El lo había susurrado en mi oído, con su voz, la que me calma… la tranquila. Su tipo de voz que puede hacerme confiar en él. Examiné todo en él: Su camisa blanca con cuello en “V”, pantalones negros entallados, sus respectivos Supra, y su chaqueta de cuero color negro al igual que su reloj. Así lo soñé, así lo pensé… y al fin se realiza.
La canción termina y yo no tengo noción del tiempo. Reacciono cuando el chico de cabello largo pregunta que si alguien quiere cantar algo.


-Vamos…- dijo con amabilidad.- Es noche de novatos.
-Él ama tocar la guitarra.- señalé a Justin.- En serio es increíble.
-¿Tú como lo sabes?- me susurró con cara de pánico- ____ no puedo… yo…
-Vamos confío en ti.- le dije- Sé que tienes talento. Y para la próxima vez, no dejes tus ventanas abiertas cada viernes a las once de la noche, durante tus prácticas.
-Me vengaré.- me soltó, se hizo a un lado y tomó la guitarra del chico- Bueno… denle las gracias a… mi chica. Ella será responsable si les fallo.
-No te apures.- dijo el chico de cabello largo- Todo en la vida es de ensayo.


Justin se colocó la guitarra en la posición correcta, suerte que el chico de cabello largo también era zurdo. Se veía algo nervioso. Justin, no el chico. Suspiró y miró a todos con una sonrisa.


-Esta canción la compuse un día… cuando mi mejor amiga se molestó conmigo. Yo tuve la culpa de todo y no me di cuenta. Solo quiero decirle que es muy importante en mi vida y que… todo va a estar bien.


Me miró y me sonrió. Inició a tocar. Esa canción nunca la escuché de él. Es hermosa. Me miraba de vez en cuando y cerraba los ojos para cantar. Se veía sereno y sin pena. La gente a nuestro alrededor se comenzó a relajar, algunas chicas lloraban por la letra. Es que de verdad era hermosa.
No puedo creer que el por mí haría todas esas cosas, no creía que pensara tanto en mí, no pensé que podría decir todas esas cosas tan hermosas. Una pequeña lágrima salió después de tanto luchar. Aunque no era la única llorando. Pero me sentía extrañamente bien. Extrañamente enamorada.
El tiempo no transcurría, no pasaba nada más que eso. Al terminar de tocar sonrió y todos estallaron en aplausos. Se levantó y me tomó de la mano llevándome a la playa, adentrándonos a la oscuridad, dejando atrás la fogata y a la música. Me tomó de la cintura y me acercó a él con rapidez. Me besó de nuevo. Me succiona, me rapta… hace que me abandone. Su cabello es más suave de lo que recordaba. Estoy bien con él, todo es perfecto estando a su lado. Así es… todo va a estar bien.

Continuará...


Lo se chicas. Y lo siento por ser una fantasmita la semana
pasada... Estoy planeando como matar
a mi profe de fisica para que ya no
moleste con tareas que sabes que no se deben dejar por
razones obvias: YO - TENGO - UNA - NOVELA - QUE - ESCRIBIR. Listo
xD aqui les dejo los dos capitulos que alcancé a hacer este
viernes que para terminarla de "linchar" me castigaron sin internet. Así literal.
Pero ahora me desquité y me meteré el modem por... la axila. xD
Gracias por ser pacientes lindas, espero ya no fallar tanto
gracias por sus comentarios, por leer y por ser tan
awesome... en serio son como mi vitamina "C" o sea
de "Comentarios" xD Las amo.


#MuchMuchLove #AbrazosVirtuales
#Maraton


Mafer <3

27 Comments

Realtime comments disabled

MarCy1291 1043 days ago

ACA ESTOY :)
SIGUELAAAAAAAAAAAAAAA

AlwaysReader 1045 days ago

Oooowww *-----* Que bello capítulo LO AME Síguela cc:

andre_na_12 1045 days ago

awwww me encanto y ame el capituloo <3 seguilaaa amo la nove! :)

Ninasforever 1045 days ago

aaa la tienes que seguir everything gonna be alright hihihih SIGUELA

Kidrauhl_JDMB 1045 days ago

Awww! Me encanto la maraton ... Sigue :)

iKidrauhlFever 1046 days ago

Bueno,bueno,bueno...hablando enserio ¡AMO TU NOVELA! :') Mafer sos una grossa!! Seguila asdfgj;♥

Lolavprivate 1046 days ago

es perfecto SEGUILA!!!!!

sofitorre 1046 days ago

es muy sdjsdsksdjmjqkds

EABieber 1046 days ago

OMG COMO LA DEJAS AHÍ ¿AHHH? Dios, escribes de maravilla, mi corazón no dejó de latir rapidísimo. SÍGUELAAAAAAAA.

KidrauhlRockzJB 1046 days ago

Parezco estupida llorando, es que me senti justo como esta todo ahi. & luego estaba escuchando la cancion, me debes un rimel ¬¬ ok no, fue perfecto. Te amo we.

SilLoveSkittles 1046 days ago

Siguiiente!!

idealbiebs 1046 days ago

ME ENCAAAAAAAAAAAAANTA, SÍGUELA.

NothingLikeU_ 1046 days ago

aww!!! siguela... y suerte con el "asesinato" de ti profe.... :D que kede bn "muerto" jaja

justinfeatfredo 1046 days ago

Aw Justin es un lindo ♥. Tienes que seguirla pronto, en serio gurl, tu nove es una de las mejores!!

Andrea1D5 1047 days ago

ajahhahah me encanta son tan hfjhasfdfsdfsdajhf ajajja :D ajja siguientee!!!!

manuorozco 1047 days ago

siguelaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!

ilovemistletoe0 1047 days ago

ME ENCANTO!! ¿Te dije que amo tu novela verdad? Bueno te lo vuelvo a repetir LA AMO

iferniibieber 1047 days ago

ME ENCANTARON! =33 fueron de lo mas tiernos añsdlañdlañsla no tardes en subir por favor que AMO ♥' TU NOVELA [[=

GirlSwagofBiebs 1047 days ago

asdfasdfasd, me encantaron los caps ♥ fueron tan tiernos! seguilaaaaaa.

Mariiii_11 1047 days ago

Aaaahhh me encanta siguela!!! :)