Este es, definitivamente, el mejor de los inventos venezolanos.