No le entran las zapatillas, no lo quiere aceptar.