El mundo es injusto, pero...