La prueba de que estamos rendidas.