Para comer; Antonella es lo más repugnante que existe.