Soy el único que ve parecidos entre electrodomésticos y personajes de ficción en su vida diaria?