Rajoy no mintió. Todo lo que prometió, ahora es deuda, deuda pública a un alto interés para ser más exactos.