Me alegra saber q en Philadelphia me sirven el mejor café de Seattle