Estos niños de Cerritos II (Honduras) forman parte de los 17.000 niños y niñas cuyas escuelas mejoraron sus instalaciones de agua y saneamiento gracias al apoyo de Unicef Honduras.

¿Sabías que desde que los niños adquirieron el hábito de lavarse las manos con jabón ya no se enferman tanto con diarrea?

Si quieres saber más detalles sobre la mejora en la calidad de vida de más de 200.000 personas en Honduras gracias a UNICEF mira aquí http://uni.cf/OXG9tr