♥-Belieber Forever-♥

@Believe_kathy

I LOVE U WITH ALL MY HEART ♥@justinbieber -@justinbieber_b7 ... -- 30/6/12 (sabado) @justinbieber_b7 FOLLEW ME & ANSWERED ME AT 23:34 ♥ NSN ♥

•● тнιиĸιи of yoυ ●• нoτ [Adaptada] #kathy

Capitulo 21

Era lindo ver como sus ojos me suplicaban que lo perdonase, nunca se había visto más tierno y dulce.

—Pero _______ —Se quejó con una pataleta, era tan parecido a un niño de 5 años— ¡Tuve a
Anahi semidesnuda en mi cama y no hice nada por ti! Estaba nervioso y sudando —Se quejó
una vez más y esta… dolió.

Lo quedé mirando en medio de un doloroso silencio, era increíble como hasta podía oír a mi
corazón hacerse pedazos. ¡Hacia unas horas atrás, más o menos, había estado conmigo! ¿Ya
ahora me decía en la cara que había dejado a Anahi por mí culpa? Bueno, para que tuvieran una
idea de cómo me sentía, era algo parecido a esto: Una basura, un estropajo. Me habían pasado a
llevar, y había sido él.

Sin decirle nada, corrí mi rostro para que no notara lo llorosos que estaban. Solté mi brazo de su
agarre y salí corriendo sin decir más.

— ¡_______! —Lo escuché exclamar y al igual que no corrió tras Anahi, menos lo haría por mí.

Siendo torpe y sin darme cuanta por donde era es que mis pies pisaban, tropecé con una de las
mesitas decorativas de los pasillos, pero en microsegundos una fuerte mano me sostuvo para no
caer al suelo y evitar el más que un seguro golpe en mi cabeza.

—Dios, ese hubiera sido una fea caída —Suspiró con el mismo alivio que yo sentía por no haber
caído al suelo. Zack.

—Muchas gracias —Susurré haciendo un gran esfuerzo para que mi voz no delatara mi pena, pero
resultó ser peor, estaba quebrada.

—_______… ¿Estás bien? —Buscó mi mirada escondida bajo algunos mechones de mi cabello.
Entre el tropiezo y la carrera a casa, había quedado lo suficientemente desordenada como para que
mi cabello cubriese la mitad de mi rostro.

Asentí con la cabeza, pero ya era tarde, las lágrimas comenzaba a parecer y a Zack, era imposible negarle más de una vez en cuanto a los sentimientos, sabía a la perfección cuando estaba bien o
cuando simplemente no lo estaba.

—Dios… —Susurró— Ven aquí.

Tomó de mi mano y me guió como una muñeca de trapo por el pasillo directo a su habitación.

Me dejó sentada en su cama y se dedicó a prender varias luces con un delicado resplandor, que decoraban a la perfección el cuarto.

—Que rayos hizo Justin ahora —Susurró molesto, sentándose a mi lado, siempre había ignorado su preocupación por mí, y ahora, luego de su confesión, era difícil no notarlo.

—Nada, es solo… una estupidez mía —Traté de sonreír y pegué los ojos en mis pies colgando en el costado de la cama.

—Se lo inútil que es Justin, así que no te creo —Dulce Zack, hasta en los peores momentos solía sacarme una sonrisa.

Me veía tan obligada a contarle lo que había sucedido, pero era tan incómodo teniendo presentes sus sentimientos hacia mí.

—Dijo algo que… no debí haberlo tomado a mal, pero sabes lo sensible que soy, era de esperar que sucediera algo así —Y de alguna forma me las ingenié para no contarle lo que sucedía, ya no podía decírselo todo.

—Entonces debe tener mas cuidado, es increíble que se conozcan hace tanto tiempo y no sepa como dirigirse hacia ti —Sonrió con los ojos brillantes.

Sabía porqué lo decía, el siempre me trató con respeto, cariño y sabía muy bien las palabras
adecuadas al dirigirse a mí, se podía decir que era la persona que nunca en la vida me había hecho
algún tipo de daño y estaba seguro que nunca lo haría.

—Es que tu si sabes como tratar a las personas —Sonreí y por primera vez miré a los ojos sin tener alguna sensación incómoda.

—Y por eso creo que debería enseñarle un poco a Justin —Carcajeó dulce.

—No estaría mal —Acompañé su risa y con suavidad empujé uno de sus costados.

—Oye, no debes sentirte mal por aquello, tarde o temprano Justin irá de rodillas pidiendo una
disculpa, tu solo hace como si no te importara —Y estaba en lo correcto, era tal cual como debía ser.

—Creo… que ese es el mejor consejo —Sonreí.

—Hamm… y oye, se que quizás lo de hace un rato fue incómodo, te debo una disculpa, creo que
está bien que seamos solo…

—Amigos —Interrumpí con una mirada y sonrisa comprensiva.

El sonrió y extendió los brazos, nada en estos momentos podía ser mejor que recibir un abrazo de
su parte, acogedores y protectores, nada mejor.

Me quedaría siglos estando ahí, una amistad como la que ofrecía Zack era imposible de rechazar.

— ¡Ahá! ¡Con que ahora corres a sus brazos! ¿NO? ¡PERFECTO! —Su molesta, enojada y furiosa
voz apareció en un instante en la habitación.

Deshice el abrazo que sosteníamos y miramos en dirección a la puerta, era obvio, Justin.

SIGUE --->

Views 81

944 days ago

•● тнιиĸιи of yoυ ●• нoτ [Adaptada] #kathy

Capitulo 21

Era lindo ver como sus ojos me suplicaban que lo perdonase, nunca se había visto más tierno y dulce.

—Pero _______ —Se quejó con una pataleta, era tan parecido a un niño de 5 años— ¡Tuve a
Anahi semidesnuda en mi cama y no hice nada por ti! Estaba nervioso y sudando —Se quejó
una vez más y esta… dolió.

Lo quedé mirando en medio de un doloroso silencio, era increíble como hasta podía oír a mi
corazón hacerse pedazos. ¡Hacia unas horas atrás, más o menos, había estado conmigo! ¿Ya
ahora me decía en la cara que había dejado a Anahi por mí culpa? Bueno, para que tuvieran una
idea de cómo me sentía, era algo parecido a esto: Una basura, un estropajo. Me habían pasado a
llevar, y había sido él.

Sin decirle nada, corrí mi rostro para que no notara lo llorosos que estaban. Solté mi brazo de su
agarre y salí corriendo sin decir más.

— ¡_______! —Lo escuché exclamar y al igual que no corrió tras Anahi, menos lo haría por mí.

Siendo torpe y sin darme cuanta por donde era es que mis pies pisaban, tropecé con una de las
mesitas decorativas de los pasillos, pero en microsegundos una fuerte mano me sostuvo para no
caer al suelo y evitar el más que un seguro golpe en mi cabeza.

—Dios, ese hubiera sido una fea caída —Suspiró con el mismo alivio que yo sentía por no haber
caído al suelo. Zack.

—Muchas gracias —Susurré haciendo un gran esfuerzo para que mi voz no delatara mi pena, pero
resultó ser peor, estaba quebrada.

—_______… ¿Estás bien? —Buscó mi mirada escondida bajo algunos mechones de mi cabello.
Entre el tropiezo y la carrera a casa, había quedado lo suficientemente desordenada como para que
mi cabello cubriese la mitad de mi rostro.

Asentí con la cabeza, pero ya era tarde, las lágrimas comenzaba a parecer y a Zack, era imposible negarle más de una vez en cuanto a los sentimientos, sabía a la perfección cuando estaba bien o
cuando simplemente no lo estaba.

—Dios… —Susurró— Ven aquí.

Tomó de mi mano y me guió como una muñeca de trapo por el pasillo directo a su habitación.

Me dejó sentada en su cama y se dedicó a prender varias luces con un delicado resplandor, que decoraban a la perfección el cuarto.

—Que rayos hizo Justin ahora —Susurró molesto, sentándose a mi lado, siempre había ignorado su preocupación por mí, y ahora, luego de su confesión, era difícil no notarlo.

—Nada, es solo… una estupidez mía —Traté de sonreír y pegué los ojos en mis pies colgando en el costado de la cama.

—Se lo inútil que es Justin, así que no te creo —Dulce Zack, hasta en los peores momentos solía sacarme una sonrisa.

Me veía tan obligada a contarle lo que había sucedido, pero era tan incómodo teniendo presentes sus sentimientos hacia mí.

—Dijo algo que… no debí haberlo tomado a mal, pero sabes lo sensible que soy, era de esperar que sucediera algo así —Y de alguna forma me las ingenié para no contarle lo que sucedía, ya no podía decírselo todo.

—Entonces debe tener mas cuidado, es increíble que se conozcan hace tanto tiempo y no sepa como dirigirse hacia ti —Sonrió con los ojos brillantes.

Sabía porqué lo decía, el siempre me trató con respeto, cariño y sabía muy bien las palabras
adecuadas al dirigirse a mí, se podía decir que era la persona que nunca en la vida me había hecho
algún tipo de daño y estaba seguro que nunca lo haría.

—Es que tu si sabes como tratar a las personas —Sonreí y por primera vez miré a los ojos sin tener alguna sensación incómoda.

—Y por eso creo que debería enseñarle un poco a Justin —Carcajeó dulce.

—No estaría mal —Acompañé su risa y con suavidad empujé uno de sus costados.

—Oye, no debes sentirte mal por aquello, tarde o temprano Justin irá de rodillas pidiendo una
disculpa, tu solo hace como si no te importara —Y estaba en lo correcto, era tal cual como debía ser.

—Creo… que ese es el mejor consejo —Sonreí.

—Hamm… y oye, se que quizás lo de hace un rato fue incómodo, te debo una disculpa, creo que
está bien que seamos solo…

—Amigos —Interrumpí con una mirada y sonrisa comprensiva.

El sonrió y extendió los brazos, nada en estos momentos podía ser mejor que recibir un abrazo de
su parte, acogedores y protectores, nada mejor.

Me quedaría siglos estando ahí, una amistad como la que ofrecía Zack era imposible de rechazar.

— ¡Ahá! ¡Con que ahora corres a sus brazos! ¿NO? ¡PERFECTO! —Su molesta, enojada y furiosa
voz apareció en un instante en la habitación.

Deshice el abrazo que sosteníamos y miramos en dirección a la puerta, era obvio, Justin.

SIGUE --->

0 Comments

Realtime comments disabled