Claramente, fue en tiempo de secas cuando decidieron que los jardines eran aptos para las áreas de fumadores.