Una de esas noches que te pones a ver "La Rebelión de las Máquinas".