Carajo, es lo peor del mundo.