Cita increíble de Jean Renoir.