#InGodWeTrust huele a pan recién salido del horno