Cuando los terroristas cortan la fibra, los #BOFHers se enfadan