Por cierto, otra de Marca: dudo mucho que LeBron cometa laísmo, dado que en inglés no existe