En portada: Caso Stefano; Jordan es inocente