Y Dios dijo, así sea hijo...