El bosón de Higgs, la ciencia y la religión (via @alertareligion).