Mitch Bucanan, no eres nadie al lado mío.