One Direction.

@Juandairecshon

3/∞ of directioners. 5 boys, 1 dream. #1DFamily. Dreams are only dreams until you wake up and make them real♡

Las manos del destino - Capitulo 41.

—Por favor Horan, no me desconcentres-dije casi ahogandome de la risa.

—Estoy hablando con la verdad-me levante de la silla y me dirigí a botar el pequeño plato plastico donde minutos antes estaban mis waffles, cuando voltee él estaba allí parado en frente de mi, sentí mis piernas fallar.

—Te quiero-susurro demasiado cerca de mis labios, invadía mi espacio, no sé que le pasaba, él no solía hacer esas cosas, pero a pesar de eso hacía que me volviera total e irrevocablemente loca por él.

—¿Si? ¿Cuanto?-pregunte arqueando una de mis cejas.

—Como mucho, mucho, mas grande que los rascacielos de aquí-salté y lo abrasé, como la niña pequeña que ya no era-tú cuanto me quieres?

—Mmmm... Mas de lo que tú a mi, mas allá de todo lo que puedes imaginar-sentí sus labios cerca, no dude ni un segundo en besarlos.

—Quiero tener mi primera cita contigo y quiero que sea hoy..-dijo cuando ya estuvimos separados.

—Quiero que me lleves a casa para cambiarme.

—¿Tendrás una cita conmigo?

—Por supuesto-dije dandole un pequeño besito en la nariz-no me perdería para nada tener una cita contigo.

—Hoy.

—Hoy... Ahora ñlevame a casa, quiero estar lista para mi cita-insinué. 

—Me gusta este vestido, te sienta muy bien-sentí que me sonrojaba y reí-es en serio, me encantaría verlo en ti a diario.

—Tengo mejores vestidos y además no me gustan mucho.
.
—Me gustaría verte mas seguido con vestido.

—En buena idea, como también lo es tener una cita en el mall-comenté.

—Vamos entonces.

—Pero es que quiero cambiarme...

—Vamos a casa...

Me llevo a mi casa y aparte de eso espero que yo me diera un baño rápido y me vistiera, tome otro pequeño vestido que no era tan bonito como el de flores, pero me gustaba mas, tome un suéter, mi cámara y bajé.

—Estoy lista-dije montandome en el carro y poniendo mi cinturón.

—A mi parecer los vestidos son lo tuyo.

—¿Te gusta?-pregunte asombrada por aquello.

—Oh, claro, por supuesto-hizo arrancar el auto-ehm.. Oye, quiero que sepas que anoche no paso nada.

—Tranquilo.. Confío en ti-vi como sonrió, aunque seguía con su vista en la vía.

En el camino abundo el silencio, lo que era raro ya que él y yo siempre teníamos un tema de conversación, pero este no era uno de esos silencios incómodos que tanto odiaba, es mas, era lindo estar así, yo me quedé examinandolo un rato, me perdí totalmente en él, definitivamente ya me estaba volviendo cursi.

—Cuidado y me comes con la mirada-dijo al fin

—Ja ja-reí sarcástica-por supuesto señor ego

—Claro, nunca digas.. Llegamos-estaciono el auto y bajamos de este-señorita, ¿me haría el honor de tomar mi mano?

—No cabe duda que aquí el honor es mío-nos tomamos de la mano y entrelazamos los dedos, pero fue cosa de inercia, antes de entrar al establecimiento me sentí observada, claro, estoy caminando de la mano con un cantante y estamos en la ciudad de los escándalos, así que por ende no es nada raro.

—No debes sentirte incomoda, no tenemos nada que ocultar-me dijo él como si estuviese leyendo mis pensares y procediendo a besar mi mano-te quiero mucho hermosa.

—Yo te quiero mas, ya te lo he dicho-esta era mi escena favorita, sobre todo por el hecho de que la estaba justo con la persona con la que quería estar.

Narra Ana.
Me dirigía con los ojos tapados hasta un lugar que no conocía, cuando al fin pude ver quedé enmudecida, lo que estaba ante mi era lo mas hermoso que alguna vez vi en el mundo. Pequeños farolitos de colores adornaban la entrada del bosque de eucalipto, de mi boca no salía ninguna palabra que describiera lo que sentía, él estaba ahí parado con una rosa en la mano, sonriendo como siempre, camine poco a poco disfrutando los lindos colores que decoraban mi entorno, me acerque, pronto cualquier cosa desapareció... Este era nuestro momento, eramos Louis y yo, juntos, ahora. Le bese de manera tierna e in-experta al principio, como si fuera la primera vez, luego lo sentí como desesperarse y todo se volvió mas rápido.

—Perdóname-interrumpió él mismo-perdóname, por favor-volvió a decir a pocos milímetros de mi-las cosas no fueron así, solo la abrasé, sabes que seguimos como amigos.

—Te perdono, te perdono-conteste aún con los ojos cerrados-ahora cállate, cállate y bésame-no hubo mas palabras.

—Te quiero, preciosa.

—Yo te quiero aún más.

Narra Niall.
—Que lindo vestido-dijo ella mientras veía una de las vitrinas, parecía una pequeña niña.

—Heeeeeeeeeey, esto no es una tarde de chicas Brooks.

—Oye no seas así-volvió hacía mi golpeandome levemente-mañana vendré por él-le brillaban los ojos ver aquel vestido.

—Pareces una bebé-dije abrazandola por la espalda, quería besarla, pero no quería parecer apresurado, así que solo me agache un poco para besar su mejilla, luego de eso sentí un flash.. Maldición.

Views 67

1552 days ago

Las manos del destino - Capitulo 41.

—Por favor Horan, no me desconcentres-dije casi ahogandome de la risa.

—Estoy hablando con la verdad-me levante de la silla y me dirigí a botar el pequeño plato plastico donde minutos antes estaban mis waffles, cuando voltee él estaba allí parado en frente de mi, sentí mis piernas fallar.

—Te quiero-susurro demasiado cerca de mis labios, invadía mi espacio, no sé que le pasaba, él no solía hacer esas cosas, pero a pesar de eso hacía que me volviera total e irrevocablemente loca por él.

—¿Si? ¿Cuanto?-pregunte arqueando una de mis cejas.

—Como mucho, mucho, mas grande que los rascacielos de aquí-salté y lo abrasé, como la niña pequeña que ya no era-tú cuanto me quieres?

—Mmmm... Mas de lo que tú a mi, mas allá de todo lo que puedes imaginar-sentí sus labios cerca, no dude ni un segundo en besarlos.

—Quiero tener mi primera cita contigo y quiero que sea hoy..-dijo cuando ya estuvimos separados.

—Quiero que me lleves a casa para cambiarme.

—¿Tendrás una cita conmigo?

—Por supuesto-dije dandole un pequeño besito en la nariz-no me perdería para nada tener una cita contigo.

—Hoy.

—Hoy... Ahora ñlevame a casa, quiero estar lista para mi cita-insinué.

—Me gusta este vestido, te sienta muy bien-sentí que me sonrojaba y reí-es en serio, me encantaría verlo en ti a diario.

—Tengo mejores vestidos y además no me gustan mucho.
.
—Me gustaría verte mas seguido con vestido.

—En buena idea, como también lo es tener una cita en el mall-comenté.

—Vamos entonces.

—Pero es que quiero cambiarme...

—Vamos a casa...

Me llevo a mi casa y aparte de eso espero que yo me diera un baño rápido y me vistiera, tome otro pequeño vestido que no era tan bonito como el de flores, pero me gustaba mas, tome un suéter, mi cámara y bajé.

—Estoy lista-dije montandome en el carro y poniendo mi cinturón.

—A mi parecer los vestidos son lo tuyo.

—¿Te gusta?-pregunte asombrada por aquello.

—Oh, claro, por supuesto-hizo arrancar el auto-ehm.. Oye, quiero que sepas que anoche no paso nada.

—Tranquilo.. Confío en ti-vi como sonrió, aunque seguía con su vista en la vía.

En el camino abundo el silencio, lo que era raro ya que él y yo siempre teníamos un tema de conversación, pero este no era uno de esos silencios incómodos que tanto odiaba, es mas, era lindo estar así, yo me quedé examinandolo un rato, me perdí totalmente en él, definitivamente ya me estaba volviendo cursi.

—Cuidado y me comes con la mirada-dijo al fin

—Ja ja-reí sarcástica-por supuesto señor ego

—Claro, nunca digas.. Llegamos-estaciono el auto y bajamos de este-señorita, ¿me haría el honor de tomar mi mano?

—No cabe duda que aquí el honor es mío-nos tomamos de la mano y entrelazamos los dedos, pero fue cosa de inercia, antes de entrar al establecimiento me sentí observada, claro, estoy caminando de la mano con un cantante y estamos en la ciudad de los escándalos, así que por ende no es nada raro.

—No debes sentirte incomoda, no tenemos nada que ocultar-me dijo él como si estuviese leyendo mis pensares y procediendo a besar mi mano-te quiero mucho hermosa.

—Yo te quiero mas, ya te lo he dicho-esta era mi escena favorita, sobre todo por el hecho de que la estaba justo con la persona con la que quería estar.

Narra Ana.
Me dirigía con los ojos tapados hasta un lugar que no conocía, cuando al fin pude ver quedé enmudecida, lo que estaba ante mi era lo mas hermoso que alguna vez vi en el mundo. Pequeños farolitos de colores adornaban la entrada del bosque de eucalipto, de mi boca no salía ninguna palabra que describiera lo que sentía, él estaba ahí parado con una rosa en la mano, sonriendo como siempre, camine poco a poco disfrutando los lindos colores que decoraban mi entorno, me acerque, pronto cualquier cosa desapareció... Este era nuestro momento, eramos Louis y yo, juntos, ahora. Le bese de manera tierna e in-experta al principio, como si fuera la primera vez, luego lo sentí como desesperarse y todo se volvió mas rápido.

—Perdóname-interrumpió él mismo-perdóname, por favor-volvió a decir a pocos milímetros de mi-las cosas no fueron así, solo la abrasé, sabes que seguimos como amigos.

—Te perdono, te perdono-conteste aún con los ojos cerrados-ahora cállate, cállate y bésame-no hubo mas palabras.

—Te quiero, preciosa.

—Yo te quiero aún más.

Narra Niall.
—Que lindo vestido-dijo ella mientras veía una de las vitrinas, parecía una pequeña niña.

—Heeeeeeeeeey, esto no es una tarde de chicas Brooks.

—Oye no seas así-volvió hacía mi golpeandome levemente-mañana vendré por él-le brillaban los ojos ver aquel vestido.

—Pareces una bebé-dije abrazandola por la espalda, quería besarla, pero no quería parecer apresurado, así que solo me agache un poco para besar su mejilla, luego de eso sentí un flash.. Maldición.

0 Comments

Realtime comments disabled