Quemarse las piernas e intentar sentarse con dignidad. Incompatible.