El anagrama maldito de Alemania, Altobelli en 1982 y Balotelli en 2012.