Enrique Rueda, incansable encuestador ciudadano, fue agredido 2 veces por mostrar la fuerza de nuestro movimiento.