Ante mi galopante paranoia de perder/olvidar mi credencial del IFE, decidí que no saldrá del depto hasta el domingo.